Ecos de la Palabra

Textos bíblicos, comentarios y reflexiones pastorales

Cuanto pidan al Padre en mi nombre, se lo concederá

0

Sábado de la VI semana de Pascua

Textos

† Del evangelio según san Juan (16, 23-28)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo les aseguro: cuanto pidan al Padre en mi nombre, se lo concederá. Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.

Les he dicho estas cosas en parábolas; pero se acerca la hora en que ya no les hablaré en parábolas, sino que les hablaré del Padre abiertamente. En aquel día pedirán en mi nombre, y no les digo que rogaré por ustedes al Padre, pues el Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creído que salí del Padre. Yo salí del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre”Palabra del Señor.

Fondo Musical: P. Martin Alejandro Arceo Álvarez

Descargar los textos en PDF

Mensaje

En el pasaje del evangelio que leemos hoy, entramos en la cuarta característica de la comunidad pascual: la relación con el Padre. 

Hasta ahora Jesús había hecho la exposición del significado de su muerte y resurrección para la relación entre Él y los discípulos; ahora da un paso importante, su mirada se ubica en un ámbito distinto, se posa en Dios Padre que es origen y meta de todo.

Jesús muestra a sus discípulos lo que significará para ellos la Pascua en su relación con Dios Padre; el Resucitado les anunciará abiertamente al Padre: “ya no les hablaré en parábolas, sino que les hablaré del Padre abiertamente”.  No lo hará con nuevos discursos de revelación sino por medio del encuentro pascual, en Él tendrán una nueva imagen de Dios Padre. 

Cuando los discípulos vean a Jesús resucitado, experimentarán a Dios como el Padre que se lo ha jugado todo por amor de sus hijos, enviando al mundo lo más querido de su corazón, su propio Hijo Jesucristo. Esta experiencia superará todas las precedentes.

Ellos orarán al Padre en su nombre y el Padre responderá a sus peticiones “cuanto pidan al Padre en mi nombre, se lo concederá”. Habiendo llegado a esta revelación plena, Jesús anuncia que se desatará la lengua de los discípulos en  oración confiada a Dios Padre.

Jesús promete que sus oraciones serán escuchadas. El fundamento es el amor y la generosidad del Padre: “el Padre mismo los ama”.  La oración no se entiende fuera de esta dinámica del amor, ni tampoco fuera de la alegría, que ahora se ve coronada: “Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.” La fe y el amor a Jesús nos abren al amor y al gozo del Padre, porque ha venido del Padre al mundo y al Él retorna. 

Jesús hace la síntesis de su obra en el mundo a partir de la descripción del doble movimiento de “venida” y “regreso” al Padre: “Yo salí del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre”. En una sola mirada Jesús abraza su camino entero. Es a partir de este horizonte que hay que entenderlo todo. 

Jesús se va porque su patria es el Padre. Su estancia en el mundo es pasajera y su amistad con los discípulos es apenas el comienzo de una relación que se prolongará más allá de la muerte. El sentido de su venida al mundo es el Padre: dar a conocer su rostro amoroso, abriéndole a todo el mundo el camino de acceso a este amor transformador que sacia el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: