Ecos de la Palabra

Textos bíblicos, comentarios y reflexiones pastorales

José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa

0

sueño de josé

Adviento
Feria Mayor

18 de diciembre

 Textos 

+ Del evangelio según san Mateo (1,18-24)

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros. Cuando José despertó de aquel sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió a su esposa. Palabra del Señor.

Voz: Marco Antonio Reyes Fernández
Fondo Musical: P. Martín Alejandro Arceo Álvarez

Descargar los textos en PDF

Mensaje[1]

A pocos días para la Navidad la figura de José viene a nuestro encuentro. La primera página de Mateo nos presenta la genealogía de Jesús, que se cierra con el recuerdo de José, «el esposo de María, de la que nació Jesús».

El evangelista habla de él pocas veces. Y al presentar cómo sucedió el nacimiento de Jesús, «Cristo vino al mundo de la siguiente manera», parece querer subrayar la turbación interior del carpintero de Nazaret. En efecto, habla de José y de su drama frente a lo que está sucediendo ante sus ojos.

José estaba ya desposado con María, y, según la tradición judía, se trataba ya de un matrimonio de facto. Por esto, cuando se da cuenta de que María está embarazada, se siente como un marido traicionado y, en consecuencia, con derecho a celebrar un divorcio oficial. En consecuencia, María habría aparecido como adúltera, y, por tanto, sería rechazada y marginada por sus parientes y por todos los habitantes de la aldea. Se trataba de una situación verdaderamente dramática.

Podemos imaginar la turbación de José que se siente traicionado por su esposa, que le parecía, con razón, verdaderamente extraordinaria. Y quizá precisamente por la alta consideración que José tenía de ella, decidió repudiarla en secreto. La amaba hasta tal punto que interpretó la ley de forma más que delicada; diría misericordiosa. No obstante, si aquel hombre justo hubiera actuado según su propósito habría cometido un acto contra la «justicia» más profunda de Dios.

Hay un desgnio de Dios que el ángel le revela en el sueño. José escucha al ángel, comprende el misterio de María y acepta implicar su vida en aquel misterio. José acepta perder sus proyectos personales y se adhiere al sueño de Dios sobre María y el mundo. El ángel sigue hablándole y le revela el lugar que ocupa en esta historia de salvación: «le pondrás por nombre Jesús».

José debe reconocer y decir quién es ese hijo. A pocos días de la Navidad, José se convierte en la imagen del creyente y nos indica a cada uno de nosotros cómo vivir el misterio que nos apresuramos a celebrar: escuchando la Palabra de Dios y preparándonos para tomar con nosotros a Jesús que está por nacer. El Padre que está en los cielos nos lo confía, como hizo con José, para que pueda crecer y llevar a todos su salvación.

 

[1] V. Paglia – Comunidad de Sant’Egidio, La palabra de Dios cada día, 2018, 29-30.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: