Ecos de la Palabra

Textos bíblicos, comentarios y reflexiones pastorales

¿Por qué no interpretan los signos del tiempo presente?

0

discipulos 5.jpg

Tiempo Ordinario

Viernes de la XXIX semana

Textos

† Del evangelio según san Lucas (12, 54-59)

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora? Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la policía, y la policía te meta en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de ahí hasta que pagues el último centavo”. Palabra del Señor.

Fondo Musical: P. Martin Alejandro Arceo Álvarez

Descargar los textos en PDF

Mensaje[1]

A quien le pedía un signo para creer en sus palabras, Jesús le contestaba que él era el único signo en el que se manifestaba plena y claramente el amor de Dios. ¿Por qué muchas veces no vemos los «signos del Señor» aunque los tenemos ante nuestros ojos? La respuesta es sencilla: porque estamos tan concentrados en nosotros mismos y en nuestras cosas que no somos capaces de ver nada más.

En cambio, dice Jesús, somos muy hábiles cuando se trata de saber si hará frío o calor. En estos casos levantamos la mirada para ver las nubes, o bien salimos de casa para sentir el viento. Jesús nos advierte a los discípulos que deberíamos levantar nuestros ojos para comprender el tiempo de la salvación.

El primer gran signo es el Evangelio: es el siglo de los signos. Escuchar esta palabra y ponerla en práctica es la primera obra del creyente. Luego hay otros signos: los sacramentos y en particular la santa Liturgia que nos hace partícipes del misterio de la muerte y de la resurrección del Señor. La Iglesia nos dice que la Santa Misa es el culmen y la fuente de toda la vida espiritual. Por eso deberíamos vivir con más atención los santos misterios en los que hemos sido acogidos.

Hay un signo más, un signo múltiple: son los pobres y todos aquellos que esperan ser liberados de las esclavitudes de este mundo. Desatender su situación significa no comprender el corazón de Dios y de la historia de la salvación. «¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente?», dice Jesús en el Evangelio. Es urgente comprender el mundo en el que vivimos y la cultura en la que están sumergidos hoy los pueblos. Los hombres están como sometidos a lo que podríamos llamar la «dictadura del materialismo». Es una esclavitud que se ha transformado en una especie de cultura que hace que este mundo nuestro sea aún más inhumano y violento.

Un juicio objetivo, una verdadera inteligencia de la historia, abierta a la esperanza, es consecuencia de leer las Escrituras y escuchar la Palabra de Dios habitualmente. El ejemplo que da Jesús de llegar a un acuerdo con el adversario antes de llegar a juicio -porque entonces será demasiado tarde- sugiere que si modelamos nuestra vida según el Evangelio nos podremos salvar.

La Palabra de Dios nos ayuda a descubrir los signos de la presencia de Dios, a ver la necesidad que tiene esta nuestra generación del Evangelio del amor y a contestar con aquella pasión que el Señor pide a sus discípulos, que ya son partícipes de su sueño sobre el mundo.

 

[1] V. Paglia – Comunidad de Sant’Egidio, La palabra de Dios cada día, 2018, 394-395.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: