Ecos de la Palabra

Textos bíblicos, comentarios y reflexiones pastorales

¿Acaso el Mesías va a venir de Galilea?

0

Jesús en el Templo 2 

Cuaresma

Sábado de la IV semana

Textos

† Del evangelio según san Juan (7, 40-53)

En aquel tiempo, algunos de los que habían escuchado a Jesús comenzaron a decir: “Este es verdaderamente el profeta”.

Otros afirmaban: “Este es el Mesías”.

Otros, en cambio, decían: “¿Acaso el Mesías va a venir de Galilea? ¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá de la familia de David, y de Belén, el pueblo de David?” Así surgió entre la gente una división por causa de Jesús.

Algunos querían apoderarse de él, pero nadie le puso la mano encima.

Los guardias del templo, que habían sido enviados para apresar a Jesús, volvieron a donde estaban los sumos sacerdotes y los fariseos, y éstos les dijeron: “¿Por qué no lo han traído?” Ellos respondieron: “Nadie ha hablado nunca como ese hombre”. Los fariseos les replicaron: “¿Acaso también ustedes se han dejado embaucar por él? ¿Acaso ha creído en él alguno de los jefes o de los fariseos? La chusma ésa, que no entiende la ley, está maldita”.

Nicodemo, aquel que había ido en otro tiempo a ver a Jesús, y que era fariseo, les dijo: “¿Acaso nuestra ley condena a un hombre sin oírlo primero y sin averiguar lo que ha hecho?” Ellos le replicaron: “¿También tú eres galileo? Estudia las Escrituras y verás que de Galilea no ha salido ningún profeta”. Y después de esto, cada uno de ellos se fue a su propia casa. Palabra del Señor.

Fondo Musical: P. Martin Alejandro Arceo Álvarez

Descargar los textos en PDF

Mensaje[1]

El contexto en el que nos sitúa el pasaje evangélico que se ha proclamado sigue siendo el templo de Jerusalén, y concretamente durante la fiesta de las Tiendas.

Jesús participa en una discusión con sus opositores acerca de su misión. En este episodio el evangelista nos refiere las diferentes reacciones de la gente a las palabras de Jesús. Algunos se quedan admirados y lo reconocen como profeta, otros incluso como el Mesías. En cualquier caso comienza una discusión entre ellos.

En efecto, el Evangelio suscita siempre una división entre los que lo acogen y los que no; a veces esa discrepancia se suscita incluso en el corazón de cada uno de nosotros, cuando sentimos la fascinación de esas palabras, o cuando las rechazamos por pereza, por orgullo o porque nos cuestan demasiado.

Aquel día en el templo se suscitó un debate de este tipo precisamente, pero su palabra tenía tanta autoridad que nadie se atrevió a ponerle la mano encima. Estaban también los guardias, que deberían haberlo arrestado, pero después de escucharle no tuvieron coraje. Y a los reproches de los fariseos por no haberlo arrestado contestaron con una franqueza que irritó a estos todavía más: «Nadie ha hablado nunca como ese hombre».

La palabra de Dios es fuerte; ciertamente es una fuerza «débil», y sin embargo más fuerte que las armas de los hombres. Su fuerza es la de presentar un amor que no conoce límites, que enseña a amar a los demás antes que a uno mismo. Una voz como ésta ciertamente jamás se había escuchado; nadie había enseñado que los verdaderos bienaventurados son los pobres, los no violentos, los humildes, los trabajadores por la paz y la justicia.

Todo el Evangelio está marcado por este amor. Entre los fariseos, tan solo Nicodemo -que habla mantenido una larga entrevista con Jesús- puso objeciones a la ceguera de sus compañeros. Ellos le reprendieron también a él: no se rinden ni siquiera ante la evidencia. Tan sólo en la escucha continua de su Palabra, como hizo precisamente Nicodemo, es posible abrir los ojos y el corazón a este extraordinario Maestro.

 

[1] V. Paglia – Comunidad de Sant’Egidio, La palabra de Dios cada día, 2018, 137.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: